Blanca Nelly González Ruíz es una mujer campesina del Oriente antioqueño, víctima del desplazamiento por el conflicto armado y madre soltera de dos hijos, que sacó adelante con su trabajo como madre comunitaria.

Hace más de 15 años, con la convicción de hacer un mejor país, fue líder activa de la Asocomunal de su municipio, lo cual la hizo una mujer visible ante su comunidad y ante el frente guerrillero que controlaba el territorio en ese entonces.

Pero su historia de valentía no es por ser líder, sino por ser madre. Condición que la hace una mujer fuerte, valiente y decidida para caminar por montes y hablar con el poder necesario para rescatar a su hijo de manos de la guerrilla.

Hoy, Blanca representa la historia de muchas madres, que han dicho: “A mi hijo no se lo llevan” y en cada uno de ellos han salvado al país de prolongar la guerra.

Dejar una respuesta