"Si el sueño fuera (como dicen) una 
tregua, un puro reposo de la mente, 
¿por qué, si te despiertan bruscamente, 
sientes que te han robado una fortuna?"

Jorge Luis Borges algún día se inquietó por éste tema y justifica entonces que las comunidades indígenas recurrieran a los amuletos para filtrar los sueños y las pesadillas, hoy en día Jaime Arturo mantiene viva ésta práctica artesanal para ayudar a las personas a conciliar el sueño.

 

Dejar una respuesta