Ya es tiempo, es un buen momento para sembrar, las tierras han estado secas, los buenos vientos no nos acompañaron, algunos campesinos habían dejado sus parcelas, y las ciudades siguieron creciendo en concreto, con las condiciones adversas también plantábamos, pero ahora nos hace ilusión empezar otra cosecha.

Acompáñanos para que juntos preparemos la tierra, abramos surcos para sembrar los sueños de hombres y mujeres que quieren recoger buenos frutos en este país llamado Colombia, un huerto que florece a la vida.

Dejar una respuesta