Luis Flórez Berrío, El poeta de la paz, nació en San Andrés de Cuerquia, a sus 88 años es un actor pasivo y silencioso del trajinado pasaje Junin en Medellín, amante de las palabras bonitas, de los caminos, de las aves, de las luchas del hombre por alcanzar su felicidad.

En la mitad de la década de los 80, cuando el conflicto interno colombiano estuviera en su pubertad, casi rendido al ver lo cruenta que es la guerra o lo esquiva que es la paz, sin saber cual de las dos es más agobiante, pintó la piel de la paz, morena, pero cansada.