En medio de la ruda, el limón, la albahaca, la salvia, doña Libia cura los males y los dolores de los y las que habitan las calles y las montañas de San Sebastián de Palmitas. Ella esta cargada de una memoria ancestral que se niega a desaparecer y quedar en el olvido, ella es la CURANDERA del pueblo.

Dejar una respuesta