Ella es una mujer cabeza de familia madre de tres hijos, a quien le han negado empleo por presentar una disfunción en su cadera; situación que la llevó desde hace 5 años a trabajar como artista bailarina de Mambo en las calles de Medellín. Su oficio le encanta, porque ella manifiesta que su show produce mucha alegría y  diversión, distensionando un poco a los conductores y transeuntes en las horas pico y de más estrés de la ciudad de Medellín.

Dejar una respuesta