Las montañas se comunican, y desde el barrio La Honda Xiomara narra sus Memorias de campo, juegos y siembra que le recuerdan los cerros de Betulia, un pueblo de Antioquia que vio partirla a sus cortos 3 años, pero donde el tiempo no ha sido excusa de olvido, pues con arraigo y amor, ha mantenido vivo el lazo con su territorio gracias a su familia.

Dejar una respuesta