Detrás del COVID-19: La solidaridad, la cooperación y la confianza reducen nuestra fragilidad

Como resultado de la cuarentena obligatoria generada por la pandemia COVID-19, muchas microempresas y trabajadores independientes de algunos sectores de la economía se han visto afectados seriamente en sus finanzas. Precisamente en esta coyuntura, tanto el gobierno nacional, como la banca tradicional y, en especial, el sector cooperativo, han diseñado políticas, paquetes y programas de alivios, para estos sectores tan golpeados con la crisis.

Confiar, por ejemplo, fue una de las primeras entidades del sector financiero en anunciar unas medias de alivios hasta por 60 días en los pagos de los créditos de los asociados, especialmente dirigidos a microempresas y trabajadores independientes, que la estaban pasando muy mal por esta época. Efecto de esta decisión, al día de hoy se han entregado más de 300 mil millones de pesos en 17.610 operaciones aplicadas en alivios a muchos asociados y asociadas que hoy tienen una preocupación menos.

A nivel estatal, el gobierno ha anunciado algunas medidas de alivio para las microempresas, entre las que se encuentran: el programa Bancoldex Colombia Responde con periodos de gracia y subsidio en los costos de los créditos; como también el programa Unidos por Colombia del FNG por un valor superior a los 12 billones de pesos, el cual el gobierno subsidia la comisión del FNG hasta por un 75% en el valor a cancelar por el microempresario, facilitando así la posibilidad de que muchas más personas puedan aplicar a estos créditos. Es importante mencionar que estos programas fueron diseñados para apoyar a las microempresas en su necesidad de capital de trabajo y de pago de nóminas de sus empleados y que pueden solicitarlos por medio de su entidad financiera de confianza.

Finalmente ningún esfuerzo es suficiente para apoyar y generar alivios para los microempresarios en esta contingencia, se debe seguir trabajando de manera solidaria en sinergias con el sector público y privado diseñando programas y ayudas a este sector afectados, por eso, nos quedamos con algunas reflexiones de cara a los retos para el gobierno en tiempos de pandemia, como lo son: programas de nuevos emprendimientos para los microempresarios que no logren sobrevivir y cierren sus negocios, con acompañamiento técnico, académico, capital semilla, se deben diseñar programas de garantías para poder acceder nuevamente al sistema financiero así como programas de fortalecimiento a las microempresas en toda la cadena de valor de su emprendimiento.


Por Esteban Osorio Arango. Director del Segmento de Trabajadores Independientes en Confiar Cooperativa Financiera . Espacio de opinión para el Noticiero La Devuelta

Deja un comentario