Esta Golosa se juega desde la vereda Vichoy de Santiago, en el Alto Putumayo. Allá, junto al Cabildo Mayor del pueblo Inga, sus niños y niñas juegan a partir de la radio para irradiar palabras en clave de derechos y compartirnos sus historias, costumbres y cosmogonía, pero sobre todo, para entender que ellos y ellas son un vehículo para que el patrimonio inmaterial de su pueblo y por ende de Colombia, no desaparezca en este mundo acelerado de la industrialización.

Esta Golosa se juega desde la vereda Vichoy de Santiago, en el Alto Putumayo. Allá, junto al Cabildo Mayor del pueblo Inga, sus niños y niñas juegan a partir de la radio para irradiar palabras en clave de derechos y compartirnos sus historias, costumbres y cosmogonía, pero sobre todo, para entender que ellos y ellas son un vehículo para que el patrimonio inmaterial de su pueblo y por ende de Colombia, no desaparezca en este mundo acelerado de la industrialización.

Niños y niñas participantes del proyecto. Vereda Vichoy – Municipio de Santiago (Putumayo).

La Asociación Palco, Profesionales al servicio de la comunicación, es una organización social con incidencia en el territorio nacional que trabaja en aras de la participación activa y democrática de distintas poblaciones, entre ellas niños y niñas por la recuperación y construcción de memoria, acompañamiento a procesos de verdad y edificación colectiva de mejores entornos que fomenten el buen vivir de sus diversas comunidades.

Historias Golosas es nuestro proceso de educación complementaria infantil, junto a niños y niñas entre los 7 y los 11 años, nos encontramos para a partir del juego y el mundo de la radio, reconocer nuestras ciudadanías y entendernos como seres históricos.

Las lenguas maternas son el principal bien de patrimonio Inmaterial que conserva nuestro país, por eso este proceso de Escuela Radiofónica aviva la lengua materna del pueblo Inga, Quechua Inga, permitiendo que niños y niñas de esta comunidad además de acercarse a sus tradiciones ancestrales y cosmogonía, perciban la importancia de conservar su universo hablante, pues en este se encierra su plena visión del mundo, los relatos, las historias, las memorias de un pueblo.

Nuestras propias historias

Reconocernos es parte fundamental de lo que somos. La golosa nos invita a entendernos como sujetos sociales y de derechos, como seres con historias por contar.

Presentarnos y entender el poder de quienes somos se materializa a partir de la construcción de un autorretrato que nos ayuda a mirar con más detalle nuestros rasgos particulares, nuestro color de piel, nuestro ser ancestral. Para enorgullecernos y celebrar quienes somos y de donde venimos, de la tierra, de la madre.

La Chagra, nuestra nevera natural

Cultivar nuestros propios alimentos, mantener vivo el saber de la siembra y la conexión con la madre tierra es algo vital para nuestra vida en comunidad, para nuestro ser ancestral.

Este día visitamos a la tía Asunción, ella nos regaló un recorrido por su chagra y nos conto por qué este espacio es tan importante dentro de nuestra cultura. Como este lugar que es parte primordial de nuestros hogares, donde si se cultiva con respeto y constancia, garantiza nuestro alimento, nuestro buen vivir, como la chagra es fuerza vital para nuestro pueblo Inga.

Nuestra identidad, todo un carnaval

Somos la tradición y la memoria de nuestro pueblo, somos cultura y saber, somos una historia que celebramos y recordamos para nunca olvidar.

 El carnaval del perdón es nuestra oportunidad para encontrarnos en alegría alrededor de nuestra cultura, durante este día, en medio de música y relatos cotidianos de nuestros días en el carnaval, recordamos esas costumbres que nos hacen únicos, esas formas propias de nuestra identidad, las particularidades de nuestro territorio.

Historias de nuestros ancestros

Resaltar la lengua y los saberes propios de nuestros ancestros es vital para mantener las tradiciones vivas, para avivar la llama de la memoria.

Este día es un recorrido por las memorias de nuestros mayores y nuestras mayoras, una oportunidad para recordar esos relatos que nos han compartido desde su saber cosmogónico para que, en el tiempo, se conserve el poder y la magia que habita en cada una de estas historias, en cada una de esas palabras propias de un pueblo.

Celebramos nuestra memoria del pasado, el presente y el futuro

Nuestro pueblo y su cosmogonía son nuestro bien más preciado. Ser hijos e hijas de la tierra y llevar impregnada la magia de nuestros ancestros, de nuestro pasado, es un orgullo que debemos celebrar en nuestro presente para que perdure en nuestro futuro.

Sabernos irrepetibles, entender y llevar con orgullo lo que significa ser indígena y pertenecer a nuestro pueblo, es algo que nunca podemos olvidar. Por el contrario, debemos trabajar en posibilitar que nuestra memoria permanezca viva en el presente y sea una oportunidad para nuestro futuro. 

Proyecto Apoyado por el Ministerio de Cultura, Programa Nacional de Concertación Cultural

Abrir chat
1
Hola 👋 ¿Quieres ponerte en contacto? Escríbenos por WhatsApp desde este medio 💬 o mejor aún, agréganos a tu lista de contactos como La Esquina Radio con el número +57 3053051745