"Te invitamos a dejar las relaciones tóxicas con el medio ambiente. Piénsalo, si decidimos cambiar una práctica, un comportamiento que contamina no solo es un beneficio para nuestra propia vida, sino para la vida del planeta y de miles de corazones que en él palpita"

Estamos en la ciudad de Medellín, Colombia.

En uno de sus barrios una discoteca suena la música a todo volumen hasta la madrugada.

Desde la vereda de uno de sus corregimientos la ciudad se ve toda iluminada, tanto que no se alcanza a ver las estrellas.

En sus esquinas, entre barrio y barrio, las bolsas de basuras se acumulan y en ocasiones los perros y gallinazos las rompen y riegan todo.

En uno de sus parques las personas buscan refugio entre los árboles, pero el humo de los carros, motos y camiones las hace irse rápido. En ocasiones caminar por sus calles asfixia.

Aquí, en esta ciudad, más de 2,569 millones de corazones palpitan. Esos corazones nos dicen de personas con diversas historias, con amores y desamores distintos, pero con algo en común: la vida, la vida en este planeta tierra, la vida en esta Medellín.

Y ella depende de nuestra relación con el medio ambiente, que como toda relación humana es un asunto de decisiones. Decidimos a quién amar, cómo amar, decidimos a nuestros amigos, si somos amables o no con nuestros compañeros de trabajo, en fin. Nuestras relaciones son un cumulo de decisiones.

La mayoría de personas que habitamos esta ciudad vivimos los días como si nuestra relación con el medio ambiente estuviera bien, como si nada ocurriera. Como si la descripción al inicio de este artículo fuera de un cuento, de una historia de ficción. Pero todo está pasando y nuestra relación con el medio ambiente cada día se deteriora más.

Unos cuantos insisten en llevar la bolsa de tela cuando van al supermercado, en llevar el agua en termos propios, en comprar objetos sin empaques plásticos, en no tirar la basura al piso, en sembrar árboles, en viajar en metro y bicicleta. A veces parecen seres extraños en medio de todo lo que hemos normalizado.

En esta Esquina insistimos en no normalizar las relaciones que nos hacen daño, insistimos en decidir formas más sanas de convivir con los otros y el medio ambiente, que también es un otro viviente y dador de vida.

Desde esta Esquina Radio te invitamos a dejar las relaciones tóxicas con el medio ambiente. Piénsalo, si decidimos cambiar una práctica, un comportamiento que contamina no solo es un beneficio para nuestra propia vida, sino para la vida del planeta y de miles de corazones que en él palpitan.

Se valiente y decide relaciones sana, un amor al natural como los protagonistas de nuestras historias.

Instagram
Facebook
LinkedIn
Twitter
YouTube
Abrir chat
1
Hola 👋 ¿Quieres ponerte en contacto? Escríbenos por WhatsApp desde este medio 💬 o mejor aún, agréganos a tu lista de contactos como La Esquina Radio con el número +57 3053051745