Algunos de ustedes se ha preguntado ¿qué significa habitar en la comuna 9, o en la comua 13 o en la comuna 1?

Para Leo Buenafuente de la Calle, osea yo, significa solidaridad, esa que se ve todos los días en estas comunas cuando compartimos el maíz para las arepas, o una tacita de azúcar o de café con los vecinos.

También significa confianza y compañía, representada en la cercania de una casa con la otra, pero además por la manía de mantener las puertas abiertas o las llaves en la matera para que el que necesite entre.

Significa amor, trabajo en equipo, significa trabajar juntos por un bienestar colectivo. Significa aportar una mirada de compinchería.

Hoy estoy en una de las calles del barrio 8 de marzo de la comuna 9 Buenos Aires. Justo en la calle que han convertido en una cancha de microfútbol, ubicándole en cada uno de sus extremos dos porterías. Cancha improvisada que por esta cuarentena está vacía.

Pero les cuento que he vendio porque desde la semana pasada estoy trabajando como mensajero llevando domicilios y aproveché que uno era por aca cerca en el barrio buenos aires y me atreví a subir a pregutar cómo iban en esta contingencia.

Hoy desde acá se respira solidaridad y mucho trabajo en equipo, ver cómo sus habitantes se han organizado para pensar colectivamente en cómo enfrentar esta pandemia es todo un lujo. – Que no se nos quede por fuera doña Marta, ni tampoco don Antonio. Ey acuerdense de la familia indígena que tenemos arriba. Ahhh y los 5 nietos de doña Amparo que están viviendo con ella.

En este barrio 8 de marzo, la contingencia y sus dificultades tienen nombre y rostro propio, porque si algo nos han enseñado estos barrios que se han construido en la laderas de Medellin a causa de los desplazamientos, las carencias, la segregación y la marginalidad; es la SOLIDARIDAD. Una vecindad que se une para buscar estrategias de salida colectiva al hambre y las mil necesidades de estos tiempos.

Los habitantes de este barrio y de todos y cada uno de los que conforman a Medellin, somos personas sensible a la vida; lo único que nos diferencia como barrios periféricos es que la violencia nos ha tocado má cerca y por eso no nos deben condenar. No nos deben estigmatizar. No hay ciudadanos de primera y segunda categoria.

Así que usted que vive en la comuna 14, en la 6, en la 8, o en la 80 o en cualquier otra comuna, no es más que un ciudadano de Medellin que aporta a la consolidación de una sociedad más justa y equitativa.

Ey usted, venga y conozca, venga untese de calle y verá que distintos son estos barrios de lo que le han dicho algunos medios de comunicación.

En estos barrios de Medellin se vive y se respira la solidaridad.


Editorial para el Noticiero La Devuelta