Economías justas

¡A ver, a ver, a ver! todavía no me cuadra ¿Qué dejaré de pagar este mes para ajustarme a mi nuevo salario?. Hmmmm, creo que lo encontré. Voy a aplazar las cuotas del viaje que tengo previsto para el sur del país, mientras pasa toda esta contingencia.

Es que en este tiempo de crisis es necesario que nos ajustemos a los cambios que necesitamos hacer para seguir avanzando y uno de ellos es el de la economía doméstica.

Mi situación no ha sido nada fácil. Trabajo en una empresa de mensajería y ahora no es que se este moviendo mucho. La semana pasada el dueño nos reunió y nos contó en qué situación se encontraba la empresa. Y la verdad me puse en su lugar, pues… si la empresa no genera ingresos no va tener dinero para cancelarnos la nomina.

Así que él nos propuso una pequeña disminución del salario – que para mi es muy grande- y así poder conservar todos los empleados.

Yo no lo pensé mucho, pues la verdad en esta época lo que se necesita es trabajar mancomunadamente y me dispuse a hacer mis ajustes económicos. Se que este viajecito que tenía pendiente lo puedo hacer más adelante.

La invitación que quiero hacerles hoy es a estar alertas con su trabajo. Revisen bien que cada una de las propuestas de cambio laboral que les propongan, si tengan todo el soporte legal. Es decir que en el caso mio, la verdad la empresa no tiene como sostener toda la nomina y por eso me acojo a la propuesta.

Que las decisiones no sean un abuso laboral para seguir atesorando dinero, que las decisiones sean por la búsqueda de un bienestar colectivo.


Leo Buenafuente de La Calle – Editorial de La Esquina Radio para el Noticiero La Devuelta

Deja un comentario